Nos ha tocado vivir una época convulsa: una pandemia, incertidumbre, cambios vitales y la amenaza de una crisis venidera. Por esto, ahora más que nunca hay que ser prudentes y actuar con inteligencia, valorando cada paso y no dejarnos llevar por impulsos o por la ansiedad.

Desde su irrupción en España, el Black Friday ha ido evolucionando cada año para adaptarse al comportamiento del consumidor local, más impulsivo y vulnerable a las ofertas, los chollos y la escasez.
Así somos, de sangre caliente, hay que asumirlo: por norma general, nuestras compras están menos planificadas que las de países vecinos.

Además, este año se espera un Black Friday como nunca lo ha habido… con bajadas de precios inauditas. La competencia por captar nuestra atención y despertar nuestros instinto consumidor ha empezado con mucha más antelación que años anteriores.

Por esto, en el artículo de hoy vamos a intentar ofrecer algunos consejos para comprar con estrategia, inteligencia y planificación. Evitaremos gastos innecesarios y esquivaremos esas ofertas sospechosas con precios algo inflados.

Antes de comenzar, recuerda que tienes a tu disposición nuestro artículo del Black Friday del año pasado, ofrecemos numerosas ideas de productos relacionados con el campismo.

1. Elabora una lista de necesidades

Si de verdad quieres ahorrar debes diferenciar entre lo que es urgente, lo que es importante y los caprichos prescindibles:

Urgente

Todo aquello que, bien se ha estropeado y necesita ser reemplazado, o bien su ausencia supone un impedimento relevante.
Por ejemplo, una mesa para el camping, un suelo que te sirva de aislante, una nevera portátil… No hay duda de que el Black Friday es el mejor momento para comprar este tipo de cosas a buen precio.

Importante

Todo lo que puede contribuir a mejorar nuestro bienestar y progresar en nuestro ciclo de vida campista.
Por ejemplo, ropa de abrigo, una buena manta eléctrica para combatir el frío, algún juguete para los niños, una buena luz led de bajo consumo para el avancé, etc.
Comprar ahora supondrá un ahorro en el futuro, una buena razón para aprovechar las ofertas del Black Friday.

Prescindible

Son los caprichos que no necesitamos y compramos empujados por una oferta de última hora, también guiados por (el a veces peligroso) «por si acaso».
Ojo, que estar receptivos a las ofertas puede ser beneficioso, pero hay que planificarlas y evitar que consuman nuestro presupuesto, desplazando a lo urgente o lo importante.

Una vez identificados estos tres conceptos, elabora un listado o lista de deseos en donde especifiques claramente a qué apartado corresponde cada producto. Te mostramos un ejemplo a continuación de forma tradicional.

Listado para el Black Friday

Listado para el Black Friday

Obviamente la cosa mejora si haces el listado en un excel o alguna aplicación para el móvil que te permita añadir otros conceptos: precio actual, tiendas en las que prefieres comprar… cuanta más información mejor.

Es importante realizar el esfuerzo de categorizar y elaborar el plan de compra.

2. Usando la lista de deseos de Amazon

Otra excelente opción es utilizar las listas de deseos de Amazon. En un instante puedes crear una lista de deseos que puedes compartir con quien quieras, añadir los productos que te interesen y lo importante, añadir notas para identificar la naturaleza de esta posible compra: urgente, importante o capricho.

Nosotros elaboramos una lista cada año que llamamos Black Friday. Además incluimos como nota el precio, de esta forma identificamos de un vistazo cualquier variación. Esta misma lista la usamos también para las compras navideñas.

Lista de deseos Black Friday de Amazon

Lista de deseos Black Friday de Amazon

Además de las notas, puedes asignar diferentes prioridades a cada producto, ideal para nuestro plan de «urgente, importante o prescindible».

Prioridades de las listas de deseos de Amazon

Prioridades de las listas de deseos de Amazon

3. Monitoriza la evolución de los precios

Siguiendo en Amazon, existen varias opciones para determinar si realmente el producto que te interesa tiene realmente un buen precio.

Soluciones como Camelcamelcamel o Keepa, ofrecen un histórico de precios con el que podemos monitorizar las subidas y bajadas de precio. Te recomendamos la segunda, Keepa, porque tiene un plugin para el navegador que se integra en Amazon y te muestra para cada producto una gráfica con el historial del precio a lo largo del tiempo… y es gratis.

Gracias al histórico de precios podemos saber que por ejemplo, este calefactor Rowenta casi duplica su precio si se compra en los meses de invierno; o que ahora es buen momento para comprar un aire acondicionado para el camping o una buena nevera con compresor. Podemos ver las estadísticas con todo detalle, un lujazo.

A continuación te explicamos cómo funciona Keepa pero antes un vídeo que servirá de introducción:

Funcionamiento del monitor de precios Keepa

A continuación te mostramos rápidamente cómo instalar y comenzar a usar este útil complemento. Si compras en Amazon habitualmente y te gusta ahorrar, te lo recomendamos.

Paso 1 – Instalación de Keepa en el navegador

Acude a la web de Keepa.com, y elige el navegador que sueles utilizar. Para ordenador podrás elegir entre Firefox, Chrome, Opera, Edge o Safari.

Navegadores compatibles

Navegadores compatibles con keepa

En dispositivos móviles sólo tienen disponible la herramienta para Firefox en Android.

Paso 2 – Registro en la página web

Para comenzar a usarlo es necesario que te registres, es un servicio gratuito. Será necesario nombre de usuario, contraseña y email.

Es importante que elijas el país desde el que usas Amazon, en nuestro caso España, es decir Amazon.es.

La monitorización de precios con Keepa está disponible en Amazon EEUU, México, Francia, Italia, Alemania, Japón…

Paso 3 – Funcionamiento en Amazon

Una vez instalado y con el registro completo, acude a Amazon y realiza una búsqueda.

Verás que justo debajo de cada producto ahora aparece una gráfica como la que hemos marcado en rojo en la imagen siguiente:

Gráfica de Keepa en Amazon

Gráfica de Keepa en Amazon

Como se aprecia en este ejemplo, en los meses de agosto y septiembre este producto sube mucho de precio.

Además de esta gráfica puedes acceder a muchos otros datos, a nosotros nos resulta particularmente útil la tabla que aparece cuando clicas sobre «Estadística»:

Estadística de precios en Keepa

Estadística de precios en Keepa

Recuerda también el Cyber Monday

Por último, te recordamos que inmediatamente después del Black Friday (Viernes negro) se celebra el Cyber Monday o «ciberlunes». Tradicionalmente utilizado hace unos años en EEUU para estimular las compras por Internet.

El Cyber Monday no ha tenido ni de lejos la brutal acogida en Europa que ha experimentado el Black Friday.

Sin embargo, es probable que ambos festivales de precios se solapen y como viene siendo costumbre en los últimos años, tengamos más de una semana con acceso a importantes descuentos.

Esperamos que este artículo te resulte útil para optimizar tus compras y puedas sacar el máximo rendimiento a las ofertas que están por venir.

¡Hasta pronto!