Una de las dudas que más inquietud genera entre muchos campistas es la gestión de la electricidad en las parcelas.

Es normal porque cada vez vamos equipados con más artilugios que debemos enchufar: cocina de inducción, nevera, calefactor, móviles, iluminación, pizza-pan, etc. Y en la mayoría de los campings, la electricidad de cada parcela suele estar limitada.

El problema radica en que conocemos a la perfección la potencia de nuestros aparatos, expresada en vatios (W), lo pone bien clarito en la caja siempre que los compramos. Que si un calefactor de 1500 W, una cocina de inducción de 1200 W, una bombilla de 60 W… en definitiva, el mercado ha establecido la potencia eléctrica como un valor cualitativo para la mayoría de aparatos eléctricos.

Sin embargo, los campings van por otro camino, normalmente en España nos dan a conocer los Amperios (A) que podemos contratar, que no es una unidad de potencia, sino de intensidad. Al alquilar una parcela en ocasiones podemos elegir intensidades que oscilan entre los 3 y los 12 amperios.

Y la pregunta es: ¿Cuántos amperios necesitamos contratar para enchufar todos nuestros aparatos eléctricos?

A continuación estudiaremos varios escenarios y aprenderemos una fórmula muy facilita para no exceder nunca la electricidad contratada.

Consecuencias de exceder la electricidad contratada

De repente llega una noche de mucho frío, encendemos el calefactor, nos ponemos la tele, el móvil a cargar y cuando encendemos una luz… plas! salta el diferencial y nos quedamos a oscuras.

O peor aún, dejamos a oscuras a varias parcelas además de la nuestra, reguladas todas ellas por el mismo diferencial, una faena vamos.

De noche, la recepción del camping cerrada, un frío de carajo y ahora tienes que salir a buscar al vigilante para decirle que por tu desconocimiento, has dejado a medio camping sin luz.

¡Seguro que habrás vivido esto más de una vez!

La consecuencia principal de pasarte con el consumo eléctrico es esta, saltará el diferencial que regula tu parcela, que es lo que debería pasar siempre.

Sin embargo, conocemos campings que tienen viales enteros regulados por el mismo diferencial, de modo que si una parcela de estos viales se pasa, todos los demás se ven afectados. Y la verdad, aunque nos puede pasar al cualquiera, acaba resultando molesto, sobretodo porque ves lo mismo año tras año y siempre pilla a medio cocinar o cuando ya estás calentito con el pijama y los niños dormidos.

Entonces, para hacer que la convivencia en el camping sea más placentera para todos y por nosotros mismos, para saber con exactitud qué debemos contratar, vale la pena tomarse la molestia de hacer unos numeritos.

Cómo convertir Amperios a Vatios

No podemos «convertir» amperios a vatios pero sí que podemos calcular amperios por medio de una relación entre amperios, vatios y voltios.

Para ello, vamos a asumir que la corriente de los campings tiene un valor de voltaje de 220 voltios, que es lo habitual.

La fórmula que debemos conocer es esta:

CONSUMO (vatios – W) = VOLTAJE (Voltios – V) x INTENSIDAD DE CORRIENTE (amperios – A)

Aplicando esta fórmula obtenemos lo siguiente:

Para una parcela de 3 amperios —> 3 amperios (A) x 220 voltios (V) = 660 vatios (W). Es decir, 660 W es lo máximo que vamos a poder enchufar. Debemos sumar las potencias de todos nuestros aparatos y asegurarnos que con un uso normal, no sobrepasemos estos 660 W.

Para una parcela de 5 amperios —> 5 amperios (A) x 220 voltios (V) = 1100 vatios (W).

Para una parcela de 6 amperios —> 6 A x 220 V = 1320 W

Para una parcela de 8 amperios —> 8 A x 220 V = 1760 W

Para una parcela de 10 amperios —> 10 A x 220 V = 2200 W

Para una parcela de 12 amperios —> 12 A x 220 V = 2640 W

Si no quieres estar haciendo números, recuerda sólo a modo de referencia que 10 amperios te darían para enchufar 2200 W. Sabiendo esto, de cabeza ya calculas rápidamente de 5 A son la mitad, 1200 W. Un rápido sistema para realizar el cálculo sin tener que estar haciendo números con la calculadora.

Algunos aspectos a tener en cuenta

  • Debemos sumar los vatios (W) de todos nuestros aparatos para conocer cuál es nuestra potencia máxima, pero también hay que tener en cuenta que en raras ocasiones enchufaremos todo simultáneamente y que tampoco nos hace falta siempre usar cada aparato a su máxima potencia.
  • Por otro lado, para mayor seguridad, hay que contar siempre con un margen de error. Una instalación deficiente en un camping antiguo, posibles pérdidas de caudal por la longitud del cableado, etc. Lo ideal es contratar algún amperio por encima de lo que hayamos calculado que vamos a usar.
  • Pregunta, pregunta y pregunta. Cualquier duda, inquietud o sospecha, resuélvela con tu vecino/a de parcela, con la dirección del camping o escribiendo en los comentarios de aquí abajo. Te sorprenderás de lo dispuestos que están los campistas a echar siempre una mano.
Con todo lo que hemos visto en este artículo ya cuentas con la información necesaria para gestionar la electricidad de tu parcela y para contratar sólo lo que sabes que vas a necesitar… ¡no hace falta pagar por 12 A cuando no consumiremos ni 8! Y es que a los precios que se está poniendo la cosa, todo ahorro es bueno.

¡HASTA PRONTO!

Electricidad en el camping: de Amperios (A) a Vatios (W)
4.3 (86.67%) 3 voto[s]